Fecha 66

SAN JUAN

La victoria en San Juan abre las puertas a una apasionante segunda mitad de año

El equipo TOYOTA GAZOO Racing Argentina obtuvo hoy un resultado absolutamente inesperado en Rafaela, al cabo de la quinta fecha del año del Súper TC2000, en una carrera con muchos incidentes que afectaron la actuación de los Toyota, que en la previa tenían destino de podio y el objetivo de ganar esta competencia.

A pesar de que los Toyota sobresalieron con contundencia en la competencia y se destacaron en el ritmo de vuelta luchando por la punta con Julián Santero y Matías Rossi, la carrera, que finalizó con Auto de Seguridad, sólo tuvo al Corolla de Julián Santero cruzando la línea de meta en el puesto 12 y a Matías Rossi, Damián Fineschi y Manuel Luque abandonando la competencia afectados por diferentes accidentes.

La quinta fecha del año había comenzado con Santero y Rossi largando desde el segundo y tercer lugar respectivamente, pero en la primera vuelta Rossi siguió de largo en la chicana 2 y luego Santero se pasó en la chicana 1, lo cual les generó a ambos una penalización de 10 segundos en su tiempo total de carrera.

Desde ese momento comenzó una verdadera carrera contra el reloj. Mientras Santero se mantenía segundo en pista y Rossi tercero, ambos avanzaban en el clasificador vuelta tras vuelta, ganando tiempo y convirtiéndose en los autos más rápidos de la primera parte de la competencia.

A pesar del recargo los Toyota eran claros protagonistas y avanzaban con contundencia, pero en la vuelta 15 la historia comenzó a cambiar. El neumático delantero derecho de Matías Rossi se rompió sin previo aviso al final de la recta principal y, con el auto descontrolado, Rossi no pudo evitar el impacto con Ardusso, generando así el abandono de ambos.

Sobre el final del tiempo de competencia, en la vuelta 23, con Santero liderando contundentemente el pelotón de punta y descontando segundos para retomar su lugar en el podio, sucedieron tres incidentes aislados que sellaron la suerte de TGRA hoy.

Primero Manuel Luque recibió un golpe desde atrás en chicana 1 que lo llevó directamente fuera de la pista y ocasionó su abandono, lo mismo que le ocurrió a Damián Fineschi unos metros más adelante en chicana 2, tras recibir un fuerte impacto desde atrás. En esa misma chicana 2, y en esa misma vuelta, se rompió el neumático delantero derecho de Julián Santero, lo cual sentenció su suerte en esta fecha y lo llevó directamente a ocupar el puesto 12 del clasificador general luego de pasar por boxes para cambiar la cubierta dañada.

Se cerró así, de manera adversa e inesperada, una fecha que el equipo TOYOTA GAZOO Racing Argentina estaba construyendo con destino de podio. La contundencia de los Corolla durante todo el fin de semana, que permitió a Santero y a Rossi estar siempre luchando por el primer lugar, es el aspecto sobresaliente del balance y el punto de partida para comenzar la preparación para la próxima fecha de la temporada, que se disputará en San Juan, luego de un largo receso, el 21 y 22 de julio próximo.

DECLARACIONES

Julián Santero (P12): “Teníamos todo para ganar y dimos todo para conseguirlo. Lamentablemente las carreras a veces nos tienen preparado un destino adverso y este fue el caso. Destaco la gran performance que tuvimos todo el fin de semana, el Corolla estuvo contundente siempre y eso quedó claro en cada salida a pista. No puedo negar que estamos amargados por la oportunidad que acaba de pasar, pero con este nivel de rendimiento el futuro seguramente nos verá celebrando y cambiando nuestra tristeza de hoy por muchas más alegrías”.

Matías Rossi (Ab.): “Fue un momento muy difícil el que pasé hoy porque la rotura del neumático se dio en un lugar en el que venimos a mucha velocidad. Al momento de frenar en la chicana 1 se me rompe el neumático delantero derecho y en ese momento traté de sacar el auto para la izquierda pero no pude, me hace un movimiento y sale para otro lado. Ahí me encuentro en la peor condición porque no tenía control de la dirección. Traté de pasar sin hacerle daño a nadie pero le pego a Ardusso. Es una situación horrible porque no sabés lo que puede pasar y lo que más me molesta es haber perjudicado a un colega.”.

Damián Fineschi (Ab.): “Habíamos hecho una muy buena carrera, avanzando desde el puesto 16 hasta el sexto lugar, esperando ganar algunas posiciones más si el tiempo nos daba, pero recibí un fortísimo golpe desde atrás de parte del auto de Iribarne, que había roto una goma, y allí se terminaron mis chances. Me voy amargado por la oportunidad perdida, pero con expectativas para lo que queda”.

Manuel Luque (Ab.): “No puedo creer la mala suerte que vengo teniendo en las últimas fechas. Otra vez estaba para llegar bien ubicado y otra vez recibo un golpe que me perjudica y, en este caso, me deja fuera de carrera. No voy a bajar los brazos y regresaré en San Juan más fuerte que nunca”.